[sc:"SinglePostTopAdsense"]

Los especialistas analizaron el comportamiento de un grupo de mujeres que tenían al menos un niño de 2 a 10 años de edad y un perro que había estado en el hogar durante dos o más años. El resultado sorprendió a varios.

perro_cumpleanos

Un estudio realizado por investigadores del Hospital General de Massachusetts, Estados Unidos, y publicado en PloS ONE, concluyó que el tratar a los perros como hijos es una conducta absolutamente normal.

La metodología consistió en analizar a un grupo de mujeres que tenían al menos un niño de 2 a 10 años de edad y un perro que había estado en el hogar durante dos o más años. La evaluación se hizo en dos sesiones, la primera de ellas consistió en una visita a la casa de los participantes. Ellos tuvieron que responder un cuestionario sobre la relación con sus hijos y la mascota.

Durante la segunda sesión se realizó una resonancia magnética funcional con el objetivo de evaluar el agrado y las emociones, mostrando imágenes tanto de los hijos como de los perros.

El estudio reveló similitudes y diferencias en la que zonas del cerebro reaccionan a las imágenes de los hijos y los perros. De esta manera se pudo observar que se activaban las funciones de la emoción, recompensa, afiliación, procesamiento visual e interacción social.

En cuanto a las diferencias se detectó que solo se activaba el área tegmental ventral, ubicada en el cerebro, frente a las imágenes de los hijos; sin embargo en las funciones para el reconocimiento facial y gráfico se mostró mayor respuesta a las fotografías de los perros.

Los resultados de la investigación pueden generar nuevas hipótesis que ayudan a explicar “las complejidades subyacentes en la relación humano-animal”, según el co-autor Randy Gollub. De esta forma, se comprueba que neurobiológicamente a los perros se les trata como hijos.

Fuente: 24 Horas

[sc:"SinglePostBottomAdsense"]