[sc:"SinglePostTopAdsense"]
SiamesEl gato siamés, sociable y sensible
Origen

La raza de gato siamés tiene su origen en el antiguo reino de Siam, hoy Tailandia, en Asia. Esta raza ingresó a Europa a través de un cónsul ingles que llevó a Londres una pareja de gatos siameses, que le había regalado el rey Chulalongkorn el Grande o Rama V (rey de Siam en 1880) durante su desempeño como cónsul inglés en Bangkok. Diez años después, los gatos siameses ingresaron a los Estados Unidos los primeros ejemplares.

Historia

En los funerales de los reyes tailandeses se colocaba dentro de las tumba a su gato siamés. Estas tumbas tenían un orificio realizado previamente. El gato permanecía allí hasta que salía por el orificio. Esto se realizaba para que alma del rey entrara en el gato. Ese gato era luego trasladado a la coronación del nuevo monarca, para que el rey anterior pudiera presenciar la ceremonia de sus sucesor.

Rasgos

El gato siamés de tipo convencional o tradicional, llamado Thai, tiene rasgos propios que difieren de los rasgos del Siamés de exposición. El peso puede variar entre 2,5 y los 3 kg en las hembras y entre los 3,5 y los 5,5 kg en los machos.

El siamés tradicional es de cuerpo mediano, largo y de porte esbelto y elegante. (Los machos son de mayor tamaño que las hembras, que son de cabeza más pequeña y más bajas).
La cabeza es larga y proporcionada, de tamaño mediano, triangular, cuyo cráneo de perfil es ligeramente convexo; el hocico es fino, nariz recta y larga; las orejas grandes, puntiagudas, erguidas, triangulares y separadas. De frente, la cabeza muestra su forma triangular desde las orejas a la nariz.

Las patas son largas y las traseras están ligeramente más elevadas que las frontales. La cola es larga no muy gruesa en la base y va estrechándose hacia la punta. Sus ojos almendrados, rasgados y distanciados entre sí ligeramente oblicuos; de un color azul luminoso y profundo. El pelo del gato siamés es corto, fino, lustroso, apretado y de textura muy suave, prácticamente pelusa.

El color varía pero en todos los casos presenta la llamada “capa Pointed” o  “capa pigmentada” (points) en las partes distales del cuerpo (orejas, hocico, manos, pies y cola).

Las variantes de color son: Seal Point, Blue Point (azul), Chocolate Point, Lilac Point (gris rosado), Sorrel Point (canela), Caramel Point (caramelo), Apricot Point (albaricoque), Fawn Point (leonado), Red Point (rojo)Cream Point (crema). (Si queres saber más sobre cada variante de siames seguí este link: ¿Qué tipo de siamés tenés?).

Carácter

El gato siamés en general es activo y sociable y se lo suele llamar como el “perro de los gatos” porque tiene comportamiento canino, como por ejemplo correr a saludar al dueño cuando llega a casa, seguirlo y estar muy apegado, o abrir puertas y cajones.

Se lo considera el más inteligentes dentro de las razas de gatos ya que aprende rápidamente. Si se lo acostumbra de cachorro puede llevárselo a pasear con collar y correa, y se desempeñará libre y tranquilo (¡aunque se debe tener cuidado con los perros sueltos que puedan aparecer!)
Algunos pueden ser más guardianes y no se relajan con la presencia de extraños, llegando en algunos casos a dar demostraciones agresivas en defensa de los ocupantes de la casa. El siamés es muy “charlatan”, suele maullar como si estuviera hablando y en época de celo sus maullidos son muy graves. De personalidad fuerte, es bastante celoso y muy demandante. Puede convivir con otros gatos pero llevará un tiempo y será el que “ponga las reglas”.
Puede estar muy relajado tanto en un departamento tomando el sol de una ventana como corriendo o revolcándose en un jardín.

Cuidados

Por ser tan demandante y activo es importante cuidar su actividad diaria para que no tenga problemas de conducta. Para ello se aconseja brindarle juguetes, cubos de alfombras para que trepe y raspe, y mejor aún espacios en altura para que salte de aquí para allá.

Los gatos siameses son muy limpios y se acicalan todo el tiempo, así que deberá mantenerse aseada su batea de arena, su platito debe estar sin restos de comida y el agua debe renovarse varias veces al día, si no estará trepado a los lavatorios de baño o cocina.
En cuanto al cuidado del pelaje del gato siamés, en general con un cepillado semanal es suficiente si tiene pelo corto o con pelaje largo un cepillado profundo cada 2 o 3 días.

La dieta

Preferentemente, la dieta del gato siamés debería ser alimento seco o balanceado específico para la raza; si está castrado, que sea bajas calorías para que no entre en sobrepeso sería lo ideal.

Si le das alimento húmedo debe ser fundamentalmente carne, ya que necesita un alto porcentaje de proteínas y algo de grasa para el brillo de su pelo.

Se considera como defecto de raza: ojos de color distinto al azul o con estrabismo, el hocico chato o corto, las mejillas redondeadas y anchas, las patas cortas o débiles, manchas de tono diferente a los de la variante de color y la cola corta o en gancho en su tramo final.

[sc:"SinglePostBottomAdsense"]