Nuestros amigos de cuatro patas comparten con los humanos, sentimientos y emociones. Ellos tambien tienen miedo, celos, ansiedad por separación, y llegan a somatizar y enfermarse por estas emociones. Al momento de la consulta veterinaria no hay que pasar por alto esta información para diagnosticar y la homeopatía aplica un análisis integral del estado de los animales al igual que para los humanos.

homeopatía

¿Qué es la homeopatía?

La homeopatía es un sistema de curación científico y efectivo que asiste la tendencia natural del cuerpo a curarse por sí mismo. Nació como método terapéutico hace 200 años aproximadamente, de la mano del médico alemán Christian Federico Samuel Hahnemann, quien supo extraer de la naturaleza (vegetales, animales, minerales) todo su poder curativo. Esta disciplina es muy antigua y se usa tanto en la medicina como en la veterinaria, a pesar de no estar reconocida legalmente en muchos países del mundo y que ya la ejerzan médicos y veterinarios matriculados.
La mirada de la homeopatía es el “ser” en su totalidad, y no en la “parte” que muestra la enfermedad o el síntoma, por lo que “ningún aspecto se dejará de lado para encontrar la manera de curarlo”.

¿Cómo nació la Homeopatía para animales?

El mismo Dr Hahnemann aplicó un tratamiento homeopático a su propio caballo para curarlo de una afección ocular. Posteriormente declaró que el método utilizado en humanos podía adaptarse para ser aplicado en animales, ya que, en la medicina homeopática, se consideran globalmente las diferentes manifestaciones sintomáticas a través de las cuales, todos los seres vivos, manifiestan las alteraciones de su estado de equilibrio (homeostasis).

¿Qué dicen los médicos homeópatas sobre las mascotas?

El doctor Horacio De Medio, docente y asesor de la Asociación Médica Homeopática Argentina (AMHA) dijo que “Aún hoy sigue siendo controvertido el tema de la psiquis en los animales que conviven con los humanos. No obstante, la información sobre las emociones y capacidades mentales de la mascota es importante para el veterinario homeópata” y que este aspecto junto “al que se refiere al presente y a la historia de los animales forma parte del conocimiento al que necesitamos acceder para encontrarnos con ese ser que es único”.

¿Cómo se entrevista a un animal?

Todos entendemos que los animales son sensibles y por ello se enferman también por una crisis emocional como la competencia por el afecto ante al incorporación de otra mascota en la casa, o la muerte de un integrante del grupo familiar, o el cambio de lugar de vivienda.
Gripe, cefalea, insomnio, miedo, alergia y ansiedad son algunos trastornos que también las mascotas sufre. Para llegar al diagnostico y el tratamiento no dependerá sólo de los síntomas sino de las causa y de las características de ese animal en particular que lo llevan a ese estado.
La frase “No hay enfermedades sino enfermos” es ya muy conocida y como ocurre con la medicina humana, la veterinaria homeopática también considera que para hacer un diagnóstico hay que saber ante quién estamos, las circunsatancias que rodearon y rodean a ese ser y por eso hay que tocarlos, mirarlos, palparlos y escuchar sus sonidos, y habrá también que recurrir a los dueños que “serán la fuente de otra información: cómo son, qué les gusta, si son friolentos o a qué cosas les tienen miedo”.

Actualmente en Francia, Holanda y Alemania se enseña en la universidad y está incluso incorporada a los planes de las obras sociales”, señaló De Medio.

En Argentina hay muchos profesionales especializados en homeopatía veterinaria.