Llegó la primavera y con ella muchas sustancias que suelen provocarnos alergias a los humanos. Pero ¿qué sucede con nuestros amigos de 4 patas? Perros y gatos tienen pulmones fisiológicamente muy similares a los de los humanos, por lo cual pueden sufrir las mismas patologías, tener los mismos riesgos, y también se ven afectados por el aumento en el aire de polen y aquellas jornadas en que disminuye la calidad del aire.

perros-estornudo

El exceso de polvo y los microorganismos presentes en el ambiente pueden afectar sus vías respiratorias. Sin embargo, no se debe confundir un estornudo de nuestro perro, que puede deberse a una alergia o simplemente a como ven el mundo los perros desde su nariz a una enfermedad respiratoria, que es algo que puede tener consecuencias más graves y tratamientos diferentes.

Debemos deben evitar que nuestros perros hagan esfuerzo físico en los días de alta contaminación ambiental, ya que el exceso de material particulado en el aire puede irritar las vías respiratorias de las mascotas, lo mismo que a las personas, y con ello reducir su capacidad de ventilación.

En el caso de los gatos, en cambio, los problemas respiratorios más comunes son los de tipo viral, como la Herpes virus y Calicivirus, también está Complejo Respiratorio Felino (Conjunto de diferentes patógeno o agentes infecciosos) todas enfermedades contagiosas y que se previenen con el uso de vacunas en los primeros meses de vida.

Las mascotas que resultan más afectadas son aquellas que son braquicéfalas, es decir, las que tienen el cráneo y hocico corto, como es el caso de los perros Boxer, Pequinés y Pug y en el caso de los gatos el Persa y el Exótico.