Ellos, como todos, no escogieron con quién vivir, pero algunos gozaron de interesantes lujos, otros ayudaron a la imagen pública de los humanos que cuidaban de ellos y tuvieron un legado feliz.

Son las mascotas de los jefes de Estado de diferentes países en diferentes momentos y tuvieron la misma importancia, a pesar de no saber hablar, que los presidentes durante su gestión en los respectivos países.

Socks

Manuela fue oficialmente la perra más famosa de Uruguay durante la presidencia de José Mujica y acompañaba también a la primera dama Lucía Topolansky. Nació en Paysandú y tenía sólo tres patas porque sin querer Pepe Mujica la atropelló con un tractor, pues ella siempre lo acompañaba cuando él trabajaba la tierra.

Durante una entrevista que el ex Presidente de Uruguay tuvo con la BBC aseguró que Manuela fue la integrante más fiel que tuvo en el Gobierno. “Hace 18 años que me acompaña, es una anciana. Quiero a los animales mucho, cuando más conozco a la gente”, declaró para el medio británico.Estados Unidos tiene un largo historial de perros y mascotas que vivieron junto a los presidentes en la Casa Blanca.

Entre los animales que han habitado dentro de la residencia oficial presidencial de los Estados Unidos hubo dos loros que pertenecían a las esposas de George Washington en 1789 y 1797 y de James Madison en 1809 y 1817.

Los gatos de Abraham Lincoln, eran posiblemente los más consentidos de todos los animales que vivieron con él durante su gestión.

Lincoln llegó a tener a varias cabras, dos perros, un conejo, un caballo y a un pavo, pero Tabby y Dixie eran especiales, tanto que alguna vez Tabby cenó con él durante una gala importante en la Casa Blanca y su respuesta ante el “escándalo” ocasionado fue: “Si un tenedor de oro fue lo suficientemente bueno para el Presidente James Buchanan, lo es también para Tabby”.

Posteriormente llamó a Dixie un ser “mucho más inteligente que todo su gabinete” sobretodo porque “no contestaba”.

Connie, una labrador retriever negra del Presidente de Rusia Vladimir Putin que fue un regalo del General del Ejército Sergey Shoygu. Connie tiene su propia página en Wikipedia ya que se le veía siempre al lado del mandatario ruso, quien es un gran admirador de los animales. Su relación con Putin también fue bastante particular ya que estaba presente en eventos importantes como el Foro Económico Mundial en 2007 donde Putin dijo a la prensa que cuando se ponía de mal humor en ese momento consultaba a Koni, quien le da “buenos consejos”.

connie

Connie fue parte de un cómic que le hicieron a Putin, así como una figura pública reconocida por los periodistas internacionales, además que fungió como relacionista pública en varios encuentros entre el mandatario y otros líderes mundiales.

El incidente más memorable fue cuando Coni apareció en una junta entre Vladimir y Angela Merkel, la Canciller alemana quien tiene una gran fobia por los perros. Al ver a Connie, Merkel parecía estar en extrema incomodidad. Conni falleció en febrero del 2014 a los 15 años de edad.

El gato como “Jefe Ratonero” que vivía en la Calle Downing 10, la oficial desidencia del Reino Unido junto a Tony Blair. Llegó a la misma casa donde habitó Margaret Thatcher como un gato adoptado de la calle a un año de nacido.

Tuvo cuidados especiales ya que sufría de un mal de riñón por lo que el personal de la casa no podía darle premios. Incluso en una ocasión se “perdió”, pero resultó que estaba en el Colegio Real de Médicos Militares. Su sucesor ahora es Larry, el gato del Primer Ministro David Cameron.

Como el libertador de Colombia y Bolivia, Simón Bolívar, el cachorro fue presentado después de que la Presidenta de Argentina se recuperara de una cirugía. Es un perro de raza mucuchíes, “la raza nacional” de Venezuela, e hizo su primera aparición en televisión nacional de cachorro.

El hermano de Hugo Chávez le dio a Simón a Cristina, como un regalo especial porque era algo que le había prometido el ex Presidente de Venezuela fallecido.

Pero antes de que Chávez falleciera, el Presidente de Rusia, Vladimir Putin, le había regalado un perro de raza terrier ruso negro a Hugo.

El presidente de la petrolera NK Rosneft, Igor Sechin, fue el encargado de hacer llegar el regalo a Venezuela durante una visita al país sudamericano. Ruso, como sería nombrado después, tenía tres meses de edad cuando llegó a Hugo quien dijo que estaba gustoso con el perro cuya raza es originaria de Rusia y es conocida como “perros de Stalin” al surgir en la Unión Soviética durante los años 50 como cruce de varias razas.

Ya por Venezuela está Yaco, el perro presidencial Golden retriever que pertenece a Nicolás Maduro. El Presidente y su esposa, Cilia Flores, corren junto a Yaco y acuden a eventos relacionados con el bienestar de los animales.

Así Maduro y Yaco hicieron una aparición en “Misión Nevado”, un evento para rescatar mascotas de la calle. Entonces, el Presidente adoptó también a un gato que fue rescatado de las calles venezolanas días antes.

Nacido en 1989 en Socks Estados Unidos fue la mascota del entonces Presidente Bill Clinton. Fue adoptado luego de rescatarse de la calle y la única mascota de esa familia durante los años de administración. Socks fue aceptada como integrante Clinton cuando saltó a los brazos de Chelsea, la hija de Bill y Hilary Clinton, cuando salía de sus clases de piano.

Blondi fue una pastor alemán que pertenecía a Adolf Hitler, resultado de un regalo que Martin Bormannen le hizo en 1941 y lo acompañó durante los siguientes años.

Era una relación extraña, ya que cuando Blondi dio a luz a una camada de cinco cachorros, uno de ellos fue nombrado por el mandatario como “Wolf”, un nombre que le gustaba mucho a Hitler porque tenía el mismo significado que su nombre Adolf (Lobo noble) y se encargó de entrenarlo.

Hitler era muy apegado a Blondi e incluso, la secretaría del ex Presidente dijo alguna vez que Eva Braun, esposa del dictador, odiaba a Blondi y que pateaba a la perra cuando él no veía.

Blondi fue envenenada por parte de un miembro de la organización policial y militar SS el 30 de abril de 1945 por orden de Adolf, antes de su suicidio.