El Labrador Retriever, llamado también Cobrador de Labrador o Perdiguero de Labrador tiene su origen en Terranova, Canadá y es la raza con mayor cantidad de ejemplares registrados, superando al Golden Retriever.labrador-retriever-03

El antepasado de esta raza es el perro de aguas de San Juan o Terranova menor (mezcla aleatoria de antiguos perros de trabajo irlandeses, ingleses y portugueses)

Comportamiento:
De buen temperamento, muy ágil.  Excelente olfato y “boca blanda” (cobra delicadamente) adora estar en el agua. Es un animal muy versátil y  compañero. Inteligente, alegre y dócil, de fuerte voluntad para complacer y sin señales de agresividad o timidez impropias.

Constitución física:
El Labrador tiene una constitución fuerte y muy activo; tiene un cráneo amplio, pecho y costillas amplias y profundas; la región renal y los miembros posteriores son anchos y fuertes.

Tiene un hocico poderoso, pero no afilado, de ojos medianos que expresen inteligencia y buen temperamento de color castaño o avellana.

Sus orejas cuelgan pegadas a la cabeza y tienen una inserción bien hacia atrás.

La cola, muy típica y distintiva de la raza, es muy gruesa en la base y se adelgaza hacia la punta y con apariencia ” redonda” llamada cola de “Nutria”, En su andar generalmente la llevan flameando hacia ambos lados dejando en evidencia su buen temperamento.

El pelo es otra característica distintiva de la raza es corto y denso sin ondulaciones o flecos y dando al tacto la sensación de ser duro. Esta raza tiene una capa subyacente o subpelo resistente al agua.

Los colores pueden ser negro, amarillo o chocolate. El color amarillo varía desde el crema claro al rojizo zorro, en algunos casos con leve mancha blanca en el pecho.

El tamaño en general es de una altura en machos de 56-57 cm  y las hembras 54-56 cm.

Es una de las razas llamadas de “perros de trabajo” y son muy afines a ser entrenados para Asistencia a personas con discapacidad motríz, niños con autismo y personas con discapacidad visual.