[sc:"SinglePostTopAdsense"]

Hay una antigua leyenda que cuenta que luego de ser creados los animales, recibirían un regalo en forma de don. Entonces para recibirlo, los animales se juntaron, pensaron lo que pedirían y se pusieron en fila y cada uno a su turno, le pidieron a Dios el atributo elegido. Entonces el pavo real pidió belleza; la gacela, rapidez ; el león, coraje; el caballo, la gracia, el delfín la inteligencia ; el águila la agudeza visual, el murciélago la audición y así cada uno hizo su pedido. El gato, último en la fila, escuchó bien todos los pedidos, y a su turno dijo que no quería un don sino un poco de cada uno de esos atributos de los otros animales. Y así fue, y así es nuestro querido gato.

Aztec

Muchas historias y leyendas se dicen alrededor de la historia del gato y su relación con el hombre a lo largo de las épocas. En el Tíbet por ejemplo, se los consideraba desde tiempos inmemoriales guardianes de reliquias y templos por la inteligencia del siamés. Este animal sagrado, venerado en el seno del budismo tibetano se le considera acompañante en el tránsito de la búsqueda de elevación espiritual. En China, el gato ingresa a la cotideaneidad hacia el año 400 A.C., otros aseguran que ya para el año 2000 A.C. era parte de la vida diaria de los chinos. Se los tenia para cazar ratas y acompañar a las mujeres de la casa porque se creia que traía pobreza. Posteriormente, como neutralizador de esa creencia, se colocaban representaciones en porcelana, de gatos sentados con miradas hacia lo lejos, frente a la puerta de entrada evitando asi la pobreza. Después se creyó que su visión nocturna espantaba los malos espiritus y cuanto más longevo era, mayor fortuna traia a la familia. Es llamativo que no figure en el horóscopos chino y ni en el japonés, sin embargo es uno de los doce animales del ciclo de 12 años del zodíaco vietnamita. (Algunos igualan en el horoscopo chino la liebre con el gato, pero no es originalmente asi) El gato no está incluído en la lista de animales protegidos por los cánones budistas, pero en India si porque las religiones hinduísta y parsi profesan el respeto por cualquier forma de vida. Además, a los hinduístas ortodoxos se les obliga a dar alimento y alojamiento sin importar qué tipo de animal sea. Por el lado de los romanos, como tenían otros animales para la caza de roedores, los gatos fueron alojados como mascotas de compañía y guardianes personales.

Cuando el gato llegó a Europa

Con la expansión del Imperio Romano el gato doméstico llegó a toda Europa. Mucho tiempo los gatos fueron adorados y bien tratados por todos los imperios por mantener las cosechas alejada de las ratas. Hasta que en la Edad Media el gato pasó a ser un “enviado del diablo” por lo que comenzó a ser sacrificado junto a sus dueñas las “brujas”. Esta matanza tan numerosa provocó que se desataran las más grandes epidemias por la presencia de ratas infectadas con la peste bubónica o peste negra causando la muerte de miles de personas. Otra vez más la naturaleza muestra como el hombre paga las consecuencias de lo que destruye. ¿Causa-consecuencia?

Por suerte llegó la época del Renacimiento donde el gato comenzó a hacer sus apariciones nuevamente en pinturas y esculturas cambiando su imagen de “ayudante del demonio” a ayudante del artista. El gato siguió su travesía por el mundo como tripulante de las embarcaciones destinadas a América para evitar que las ratas que entraban a las naves desde los puertos se comieran los viveres que llevaban. Era de buen augurio tener un gato en el barco pero no estaba permitido decir “gato” por parte de los tripulantes ya que se creía que la palabra era de mala suerte. Fué asi como fue llegando a otras tierras y una vez más, debió adaptarse, hasta que fue nuevamente necesitado para exterminar a los roedores que aparecían cuando los colonizadores comenzaron a trabajar la tierra.

América precolombina

Aztecas, Mayas e Incas también le otorgaban cualidades divinas ya que eran embalsamados al morir y en su tumba se levantaban monumentos y pirámides. Los sabios y reyes Incas como por ejemplo Atahualpa consultaban los movimientos o las miradas de sus gatos antes de tomar una decisión.

En la isla de Pascua casi todas las formas de vida se extinguieron misteriosamente (incluyendo la humana) y cuando la isla fue descubierta de nuevo por Francisco Pizarro sólo se encontraron además de aves e insectos, gatos salvajes domesticos. El desierto de Gobi, el desierto más grande e inhóspito de la Tierra, es el hogar de una rara especie de gato (Felis silvestris catus vampyrus) que no posee pelo, tienen ojos de color rojizo y se alimentan de la sangre de otros animales.

Actualmente la Iglesia Católica tiene como santos patrones de los gatos a San Antonio Abad, San Francisco de Asís y San Martín de Porres que también son santos de otros animales. También se conoce a Santa Gertrudis de Nivelles como patrona de los gatos. En círculos espiritistas las personas observan el comportamiento del gato para reconocer presencias de otros planos,

También hay quienes creen que se cruce un gato negro en forma súbita; es de mala suerte. Sin duda los gatos son maravillosos y misteriosos, extremadamente inteligentes, poseen un sexto sentido, parecen leer los pensamientos, por las noches les brillan los ojos misteriosamente, tienen 7 vidas, 9 en el mundo anglosajón,( en ambos casos un número considerado de la buena suerte) y muchas veces parece que son ellos los que dominan a su amo. (siempre)

También te puede interesar leer   La leyenda del gato y la leyenda del arca de Noe o El gato siamés sociable y sensible

[sc:"SinglePostBottomAdsense"]