Por ser independientes, porque pueden vivir en espacios chicos, por higiénicos y silenciosos, los gatos son los nuevos reyes de los hogares de los solteros jóvenes, profesionales y urbanos. Esta tendencia mundial también se replica en la Argentina.

gatitos bebes

Se estima que el 78% de los hogares tiene una mascota. Según el Programa Nacional de Tenencia Responsable y Sanidad de Perros y Gatos (Protenencia) que depende del Gobierno Nacional, hay un gato cada cinco argentinos. Esa brecha se acorta año tras año.

“El que busca un gato como animal de compañía seguramente es un joven de 30 a 40 años, que vive solo, trabaja todo el día y es independiente desde el punto de vista económico. Esto es porque el gato es un animal que no exige: no hay que sacarlo a pasear, come cuando quiere, no hay que bañarlo. Eso no quiere decir que seamos poco responsables en su cuidado, pero sí que son menos demandantes”, explica el médico veterinario Juan Enrique Romero, subsecretario de Coordinación Ejecutiva de Protenencia.

El número de adopciones de felinos va en ascenso. En La Sarmiento -una protectora de animales centenaria- dicen que duplicaron las adopciones en cuatros años y calculan que éste lo cerraran con un balance positivo: más de 250 gatos con nuevas familias.

El crecimiento también se ve reflejado en la venta de alimento balanceado. En su último informe, la Cámara Argentina de Empresas de Nutrición Animal (CAENA) señala que el año pasado se despacharon casi 80.000 toneladas de alimentos para gatos, cuando que en 2011 apenas superaba las 54 mil. Además, la comida para gatos se ubica dentro del top 20 de categorías de mayor gasto, insumiendo un monto de 43 pesos por cada compra, según un monitoreo de la consultora Kantar Worldpanel. Eso representa un gasto similar al que se realiza, por ejemplo, en gaseosas. El informe también indica que si alguien va a comprar un perro, preferirá las razas más parecidas a los gatos en cuanto a tamaño y peso. El 43% de los que compran alimento tiene razas pequeñas, ese valor ascendió en comparación al 37% de hace dos años.

Fuente: Victoria De Masi para Clarin.com