[sc:"SinglePostTopAdsense"]

La localidad vallisoletana de Trigueros del Valle, que cuenta con unos 300 habitantes, se convirtió en el primer municipio de España en conceder el reconocimiento de “vecinos no humanos” a los perros y gatos del lugar.

perro-gato

La propuesta no generó mayores discusiones y se aprobó por unanimidad en el Municipio de la localidad.

Se trata de “dignificar el trabajo de perros y gatos, ya que son animales que han estado con nosotros durante miles de años y en muchos casos han sido los ojos de nuestros vecinos cazadores o pastores” explicó Pedro J. Pérez, alcalde de Trigueros del Valle.

La declaración busca garantizar que estos animales gocen de condiciones de salud y vida adecuados, así como deberes y derechos entre animales y tutores, siendo el Ayuntamiento el protector y responsable de evitar maltratos y abandonos.

[sc:"SinglePostBottomAdsense"]