A partir del próximo 1 de enero, los restaurantes de la ciudad estadounidense de California podran atender a sus clientes acompañados de sus perros, tras la reciente aprobación de una ley que así lo permite.perros-en-restaurantes-california

La normativa establece que el perro acompañante deberá estar con correa, portarse bien, sólo podrá permanecer en el sector del comedor ubicado al aire libre y no podrá ingresar a ninguna de las áreas en donde se preparan los alimentos.

Hasta el momento, algunos locales de gastronomía permiten que los clientes acudan con sus mascotas pero bajo su exclusiva responsabilidad. El inconveniente es que esta práctica es ilegal y ocasionalmente los comerciantes son multados por permitir el ingreso de los perros junto a sus dueños.