El running es un deporte que en la Argentina gana cada vez más adeptos, y hacerlo junto a nuestro perro es una de las actividades más placenteras para compartir. Pero no es cuestión de y lanzarse a correr sin tener en cuenta algunas cuestiones.

runner

Primero se debe corroborar que la mascota esté bien de salud, y que no tenga contraindicaciones para realizar esfuerzo físico. Después, tener la precaución de no correr en lugares de suelo caliente, como arena o asfalto. También cuidarle el pelo, la piel y mantener a nuestro amigo hidratado.

Pelo
El pelo es una de las partes del animal que experimenta directamente los efectos de los días cálidos y el sol intenso. Muchos propietarios rapan a su perro en cuanto llega el calor, pero antes de raparlo en verano, también es bueno establecer rutinas de cuidado de su pelaje, ya que en invierno y verano les sirve de protección, sobre todo para los que saldrán a realizar deporte en horas donde sol y el calor son más intensos.

Piel
Se debe intentar por todos los medios que no le dé el sol directamente, ya que pueden quemarse (en caso de ser muy blancos) o sufrir un golpe de calor. Antes de sacarlo a correr, humedece el pelo y la piel, y luego durante todo el trayecto, especialmente detrás de las orejas y en las axilas. Si hacen ejercicio en la playa, lo ideal es colocar un pareo o toalla para cuando descanse, así no queda en contacto directo con la arena caliente, y así se protege las almohadillas, que también pueden quemarse en la playa.

Agua
Durante todo el año, pero mucho más durante el verano, el perro necesita agua y más agua, toda la que se le antoje y cuando quiera.

Para mantener fría el agua para las mascotas se puede poner en su fuente de agua unos cubos de hielo, lo más recomendable es seguir la rutina que el can tiene en la casa, respetar el alimento y las dosis habituales de éste, los juegos y los paseos, de manera que las mascotas también lo pasen bien.