[sc:"SinglePostTopAdsense"]
vacaciones
Vacaciones: ¿Qué hacemos con nuestras mascotas?

¿Con quién dejar a nuestro perro, nuestro gato, ave o pez cuando nos vamos sólo por algunos pocos días? Lo ideal sería que quedaran en casa de algún un familiar, amigo o vecino de confianza. Si alguien de confianza puede cuidar de nuestra mascota cuando estamos unos días fuera de casa, la solución es simple y sencilla. Pero ¿qué pasa si ninguna de estas alternativas es viable?

¿Y si nos vamos de vacaciones por más tiempo?

Al tener una mascota, armar nuestro plan de descanso incluye una decisión importante ¿Qué hacemos con nuestro gato o perro o mascota no tradicional? La primera decisión a tomar es: ¿Lo llevamos o no lo llevamos? Y si lo dejamos… ¿será en casa o en una guardería? Para esto tenemos que tener en cuenta lo mejor para todos y debemos tener en cuenta algunos aspectos:
– Cuanto tiempo nos tomamos de vacaciones.
– Posibilidad de traslado y distancia al destino.
– Condiciones de permanencia en un espacio apto para animales.
– Características de la personalidad de la mascota en particular o del animal en general (no es lo mismo un gato, un pez o un labrador).

¿Qué tenemos que tener en cuenta si no llevamos de vacaciones a nuestras mascotas? gato-playa

Los perros son más dependientes de la presencia de su familia o de quien pueda ofrecerles atención, compañía, salida y juegos además del alimento. En estos casos es recomendable que puedan quedar en un hogar sustituto o pensionados (es importante averiguar los antecedentes del lugar antes de decidir dónde alojarlos).

Los gatos en cambio pueden permanecer solos más tiempo que los perros ya que no son tan dependientes de la presencia del amo y en particular se estresan mucho con los cambios de lugar. Deberán tener garantizada la comida (existen comederos automáticos muy prácticos que racionan la comida), agua fresca y algún sistema de bandeja sanitaria que resista el tiempo de ausencia. (Esto dependerá de la personalidad, edad del gato y cuidados al que esté acostumbrado ver nota de “Que tener en cuenta para dejar un gato en casa en nuestras vacaciones”).

En cuanto a los peces, claramente no nos llevaríamos la pecera a cuestas en las vacaciones, pero es importante trazar un plan de acción con el cuidado y mantenimiento de su hábitat además de la alimentación.

Hurones, chinchillas, cobayos, tortugas, boas, loros, pájaros conejos enanos, hámsters, gerbos mongoleses y erizos son algunos de los animales silvestres que la gente ya tiene en sus casas y aunque entendemos que no es bueno para ellos estar fuera de su ambiente natural (y hasta en algunos casos puede estar penalizado por ley) también hay que evaluar qué es lo mejor para ellos en nuestras vacaciones.
En todos los casos dependerá de las características particulares de la raza o la crianza del animal y siempre será mucho mejor que queden al cuidado de un familiar o amigo que ya conozca, ya que no hay sitios especializado en cuidado de animales exóticos. Es importante que a quienes queden supervisando la integridad de nuestros queridos amigos les demos la siguiente información:

– Alimento que consumen (en caso de pensionado es mejor darles el alimento directamente).
– Alergias y características clínicas de salud (detallado y por escrito siempre es mejor).
– Mediación y prescripción (ídem punto anterior).
– Teléfono del veterinario/a (avisarle también que te vas de vacaciones y que dejas su teléfono).
– Datos nuestros para que puedan localizarnos en caso de urgencia.
– También podemos dejar una prenda de ropa propia para que sientan “cerca nuestra presencia” (suelen acostarse sobre ellas).

Tengamos en cuenta que nuestras mascotas sentirán nuestra ausencia y que en la medida que organicemos y tomemos las previsiones para que ellos estén atendidos, ambos podrán disfrutar de las vacaciones sin riesgos y sin sobresaltos.

¡Felices vacaciones!

[sc:"SinglePostBottomAdsense"]