Durante el fin de semana pasado, dos perritas estuvieron perdidas en Washington. Ellas son Phoebe, una basset hound y Tillie, una mezcla de setter,Phoebe y Tillie llevan perdidas 5 días y necesitamos su ayuda. Compartan este mensaje para regar la voz”, decía el anuncio con la imagen de los dos perros perdidos en Washington.

El aviso había sido publicado en la página de Facebook de Vashon Island Pet Protectors. Allí mismo y en los mismos días en que las perras no estuvieron en casa, se recibió un alerta sobre un perro rojizo merodeando la propiedad de una familia. Allí comenzó una intensa búsqueda porque la descripción era similar a la de Tillie.

Lo llamativo era que quienes vieron al perro afirmaron que este sólo merodeaba y luego desaparecía, se iba hacia un barranco. Integrantes del grupo de rescate caminaron hacia el barranco donde siempre se iba la perra y la sorpresa fue mayor al encontrar no solo a Tillie, sino también a Phoebe. “Primero supimos que Tillie era la perra que buscábamos cuando escuchamos un pequeño chillido después de llamarla, ella estaba recostada con la cabeza en un muro pero luego vimos que se trataba de una cisterna y entendimos que Phoebe estaba atrapada allí”, dice el sitio en su post de Facebook.

tillie y phoebe

La lealtad de Tillie es la que se destaca en esta historia, ella permaneció al lado de Phoebe, “durante casi una semana, con la excepción de unos pocos minutos al día en los que iba en busca de ayuda”, comentaron en VIPP y agregaron: “Tillie es la heroína de esta historia. Sin su ayuda no hubiéramos encontrado a Phoebe. Una verdadera amistad y un humilde ejemplo del poder del amor”, concluyeron.