[sc:"SinglePostTopAdsense"]

Un grupo de veterinarios jóvenes de la ciudad de Baradero, encabezados por Nicolás Davio, llevó a cabo con éxito la primera cirugía cardiovascular en la zona, a un cachorro de dos meses de raza galgo.

baradero
El último viernes en horas de la tarde se realizó con éxito la primera cirugía cardiovascular veterinaria en Baradero, el paciente un cachorrito galgo de dos meses de edad presentaba una anomalía vascular congénita conocida como ductus arterioso persistente, se trata de un vaso sanguíneo que comunica la aorta con la arteria pulmonar justo por encima de la base del corazón, durante el procedimiento quirúrgico que duró unas 4 horas se identificó el vaso y se corrigió el defecto.
La cirugía fue llevada a cabo por el Doctor Nicolás Davio, la anestesia a cargo del Doctor Andrés Tettembord. También participaron la Doctora María Tettembord y la Doctora Marcela Vujcic. El perrito se recupera satisfactoriamente en VETERINARIA TETE. veterinario
“La idea es trabajar juntos, sobre todo en este tipo de carreras que son muy amplias y abarcan muchos temas, entonces entre todos se pueden lograr mejores diagnósticos y tratamientos”.
Comenzó explicando el Dr. Nicolás Davio quien luego contó cómo fue esta histórica intervención quirúrgica: “En el caso de la cirugía del cachorro, se requería de varios profesionales para uno solo era imposible llevarla a cabo. Me atrevería a decir que es la primera cirugía cardiovascular en un perro que se hace en la zona.
El paciente es un cachorrito galgo de dos meses de edad que se llama Simón que nació con una anomalía congénita con un vaso sanguíneo aberrante, que no debería estar en la base del corazón comunicando la aorta y la arteria pulmonar, esto se diagnosticó en Veterinaria Tete, se le hicieron unos estudios preliminares, me contactaron y programamos la operación para corregir definitivamente este problema.

La cirugía comenzó el viernes a las 15:30 hs, a tórax abierto y finalizó a las 19:30 hs aproximadamente y fue realizada con respiración asistida, con un aparato de ventilación mecánica y una serie de monitores que van controlando todos los parámetros del animalito mientras transcurre la intervención quirúrgica.
Lo importante de todo esto es decirle a la sociedad que Baradero está en condiciones humanas y técnicas para llevar a cabo este tipo de operaciones complejas que antes eran imposibles”.
Para finalizar Nico, cuenta que a pesar de la complejidad, para los veterinarios de Baradero esto es muy importante y ver al cachorro recuperarse los pone muy felices:
“Fue complejo, trabajamos con un cachorro que pesa tres kilos y todo es muy chiquitito, entonces imagínate la alegría de los cuatro veterinarios que trabajamos de contarles hoy que el perrito ya come, juega y salta”.

Felicitaciones!

Fuente:baraderoteinforma.com.ar

[sc:"SinglePostBottomAdsense"]