[sc:"SinglePostTopAdsense"]

La llamada “tos de las perreras”, es una enfermedad o síndrome respiratorio de origen infeccioso, que padecen los perros y se transmite por contacto directo con un perro infectado. Puede ser provocada por virus y/o por bacterias. Esta enfermedad se llama así ya que es muy común en lugares donde hay alta densidad de perros en un mismo ambiente (como lo que ocurría en las perreras, de allí deriva este nombre). Esta infección provoca irritación en la mucosa de la tráquea y del tracto respiratorio superior.tos-de-las-perreras

Causas

Esta traqueo-bronquitis causada por varios agentes infecciosos (virus y bacterias) tiene como  principales  virus participantes el Adenovirus caninos, el de la Parainfluenza, el Reovirus canino, el Herpesvirus canino y el Coronavirus respiratorio canino y la principal bacteria implicada es Bordetella bronchiseptica (causa multietiológica).

Contagio

Los virus y las bacterias se esparcen por el aire cuando los perros infectados estornudan o tosen, al igual que la gripe en humanos y allí se produce el contagio. Por tal motivo, las mayores fuentes de contagio de la enfermedad, son los espacios donde se acumula la población de perros, tales como criaderos, exposiciones o entre el grupo de perros de paseadores aunque no está exceptuado del contagio un perro de casa que no conviva con otros perros. Como toda enfermedad también debe haber una disminución de las defensas que abre la puerta a los  contagios de enfermedades infecciosas.

Síntomas

Esta inflamación de la tráquea y de los bronquios presenta como síntoma principal la tos seca característica y de intensidad variable dependiendo del animal y los agentes infecciosos implicados. A esta tos se le suma una gran depresión anímica notoria y temperatura elevada, estornudos y a menudo aparece secreción nasal y ocular. El perro no quiere comer y tose permanentemente, sufre arcadas si la tos es intensa (no suelen llegar a vómito).

Se debe consultar inmediatamente al detectar estos síntomas ya que la falta de medicación  puede provocar que la enfermedad avance y en algunos  casos pueda derivar en una neumonía. y Esta enfermedad  presenta  síntomas de 3 a 5 días después de la infección y duran  entre 2 a 3 semanas, en algunos casos puede extenderse el plazo de recuperación.

Tratamiento

El tratamiento es sintomático y está orientado a prevenir complicaciones y aliviar la tos continua. Por un lado se administra tratamiento antibiótico para tratar las infecciones bacterianas. Para combatir la tos  y aliviarla se administran antitusígenos, broncodilatadores y antiinflamatorios según requiera el cuadro.

Los perros infectados se deben mantener aislados de otros perros que puedan encontrase vulnerables al contagio y tomar las precauciones higiénicas para evitar la propagación.

La prevención se basa en la vacunación contra Distemper, Parainfluenza y Adenovirus que se encuentran en las vacunas llamadas Quintuples o Sextuples. Actualmente hay disponible una vacuna contra las infecciones de la bacteria llamada Bordetella.

En las residencias caninas  serias solicitan que se presente la libreta de vacunación y no aceptan perros que no se hayan vacunado recientemente. Se debe administrar la vacuna por lo menos 2 semanas antes de entrar en la residencia canina o ir a una exposición.

Para evitar enfermedades siempre se debe tener en cuenta lo siguiente:

Nuestro perro debe estar bien alimentado, atendido y en un ambiente amoroso. Debemos evitar los cambios bruscos de temperatura ya sea en la salida del hogar cálido al paseo o si se lo baña no exponerlo a corrientes de aire. Debemos tenerlo en lugares ventilados, sin humo, ni sustancias irritantes para las vías respiratorias.

[sc:"SinglePostBottomAdsense"]